Verónica Bergottini, innova con el diseño sustentable

Otra misionera que se destaca en el mundo por su trabajo y esfuerzo. Es de Eldorado y fusionó la ciencia con el diseño. Su producto podría ser el paradigma que rija la moda del futuro.

Verónica Bergottini, innova con el diseño sustentable

Dedicación. Bergottini enfoca toda energía en su proyecto Karu Biodiseño al cual se puede seguir en la red social de Instagram como @somoskaru. Donde muestra sus diseños y productos además de destacar que es Biodiseño Consciente.

Una misionera más se destaca en el mundo y hace su aporte a los descubrimientos científicos y a la ecología. Se trata de Verónica Bergottini, quien es doctora en Ciencias Biológicas y licenciada en Genética y posee una amplia trayectoria en la investigación científica. Bergottini es oriunda de la Capital del Trabajo y ahora brilla en Buenos Aires por el desarrollo de un biomaterial innovador en base a yerba mate que lo aplica a la moda sustentable.

Es científica y durante su doctorado en la Universidad de Neuchâtel (Suiza) profundizó sus investigaciones en microbiología agrícola aplicada a la yerba mate. En Argentina uno de sus proyectos consiste en el desarrollo de un material biodegradable y compostable para el diseño, buscando demostrar que es posible tener una moda ecológica y sustentable a través de la innovación.

Ganó el premio Embajadora 2020 del Programa Nacional de Emprendedores para el Desarrollo Sustentable, del que participaron 200 concursantes; se presentó con un video en Fashion Tech Week de Nueva York y la revista Vogue destacó su trabajo.

Bergottini lleva adelante Karu Biodiseño, en el que desarrolla e investiga el biomaterial TILEX: Tela de Ilex paraguariensis (Yerba Mate) que, según manifestó es un ejemplo del paradigma que va a regir la moda del futuro.

¿El diseño de modas comenzó como un pasatiempo?

En Buenos Aires empecé a estudiar diseño de autor como pasatiempo. En la escuela de diseño quedé seleccionada finalista de un concurso de moda sustentable con la propuesta de un prototipo de vestido con apliques de un biomaterial de origen microbiano.

Fue así que descubrí en el diseño de biomateriales la oportunidad de aplicar mi experiencia científica en la moda. Karu Biodiseño nace de la fusión de mi faceta científica con la artística. Lo que más disfruto es interactuar con diseñadores, artistas y marcas interesados en el biomaterial TILEX y sus potenciales aplicaciones en el diseño.

Lo que empezó como un pasatiempo se transformó en un concepto con mucha proyección a futuro gracias al interés que generó no sólo en Argentina sino también en otros países como Estados Unidos, Chile, Uruguay y Brasil en donde fui invitada para presentar TILEX.

Su descubrimiento ¿puede ayudar a que seamos más ecológicos?

La innovación en materiales apunta a resolver la problemática ambiental que generan los materiales recalcitrantes, aquellos que tardan muchos años en biodegradarse. En Karu Biodiseño estoy desarrollando TILEX -un biomaterial sintetizado por microorganismos que tiene una textura similar al papel o cuero y que tiene la ventaja de ser biodegradable y compostable.

Como mujer, como científica, ¿se siente reconocida?

La carrera científica es sacrificada, requiere de grandes esfuerzos y a veces de mucha creatividad para seguir adelante. Muy tímidamente en Argentina las científicas estamos incursionando en el mundo emprendedor, sin embargo la gran mayoría opta por una carrera en CONICET o por la docencia ya que les garantiza empleabilidad y mayor estabilidad económica.

El desafío de emprender implica no sólo la investigación y desarrollo de un producto o servicio, sino que también salir a buscar inversión y luego hacer que el negocio funcione en un contexto económico inestable y cambiante como el que estamos atravesando. El año pasado me postulé a varios concursos para obtener financiación para Karu Biodiseño y tuve la suerte de recibir apoyo y reconocimiento por parte de algunas instituciones.

Una de ellas fue el Programa Proesus del Ministerio de Ambiente de la Nación, que a través de la distinción Embajadora Proesus 2020 otorgada a Karu Biodiseño, pude beneficiarme de una beca en el programa de emprendedores NAVES de la Escuela de Negocios IAE de la Universidad Austral (Buenos Aires) y vincularme con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Buenos Aires (INTI).

Además, el programa WISE Argentina – Women in Stem Entrepreneurship de la Escuela de Negocios IAE (Universidad Austral) apoyó a Karu Biodiseño con sesiones de mentoreo y con la oportunidad de participar en WeXChange 2019, foro que conecta a emprendedoras en ciencia y tecnología con mentores e inversores de Latinoamérica y El Caribe organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab).

¿Cuánto hace que se fue de Misiones?

Estos últimos 11 años tuve mucha movilidad por mi carrera científica. A mi retorno a la Argentina a fines del 2015, después de haber finalizado mis estudios de posgrado en Suiza, me instalé durante un año en Eldorado junto a mi familia.

Luego a raíz de una oferta laboral me mudé a Buenos Aires decidida, no sólo a seguir con mis actividades de investigación, sino que también a interactuar con el ecosistema emprendedor en biotecnología para desarrollar mi propio proyecto.

¿Le gustaría volver?

Sí, siempre uno proyecta volver o vincularse de alguna forma con su lugar de origen y sus afectos. Mis proyectos siempre apuntan a contribuir con el desarrollo sustentable de nuestra economía regional.

Durante los 4 años que viví en Suiza me dediqué a investigar y desarrollar un inoculante para mejorar el crecimiento de la yerba mate. Karu Biodiseño, mi proyecto más reciente, está inspirado en la naturaleza en la que nací y me crié. TILEX: Tela de Ilex paraguariensis (Yerba Mate) es un reflejo de mis raíces y de mi recorrido personal entre la ciencia y el diseño.

En el 2019 visité la provincia en reiteradas oportunidades invitada para discutir con alumnos y emprendedores acerca de los nuevos desafíos que tenemos en la región y como podemos forjar un cambio hacia modelos productivos más sustentables e inclusivos.