Para gauchos 2.0 y con plata

Mate eléctrico: se calienta por un puerto USB y aseguran que evita el lavado de la yerba

Lo presentaron en la feria Innovar y ahora lo comercializan. Nada barato, cuesta según las versiones entre 3.400 y 6.570 pesos. Sus inventores aseguran que sólo gasta cuatro pesos de energía eléctrica al mes usándolo 12 horas diarias, y que en igual lapso permite ahorrar hasta tres kilos de yerba

Una empresa argentina presentó formalmente el mate eléctrico, que por medio de una conexión USB a una base de apoyo evita, dicen sus inventores, el lavado de la yerba al mantenerla caliente y evitar el “choque térmico” con el agua del cebado. No es barato: viene en dos versiones, una de 3.400 pesos y la otra de 6.570 pesos. Eso sí: garantizan que sólo demanda cuatro pesos al mes en consumo de energía eléctrica si se lo utiliza 12 horas diarias. Y otra ventaja, para amortizar su costo: permite ahorrar, calculan, hasta tres kilos de yerba al mes según la frecuencia de las mateadas.

Por la publicidad de la empresa, el mate eléctrico está pensado para quienes lo toman en medio de sus tareas, con tiempo entre cebada y cebada. Allí es donde actúa el agregado eléctrico: lo mantiene caliente durante la espera de una nueva carga de agua del termo. Lo que hace, mediante la calefacción, es mantener la yerba a una temperatura, dice los fabricantes, de 60 grados. Con esto, agregan, se evita que la yerba, una vez fría, se vea afectada por el agregado de agua a unos 80 grados y se lave pronto.

El mate es de acero inoxidable, y la conexión a la base de calentamiento es de 5 voltios, por el cable USB que puede conectarse a un puerto de equipo informático, como los que tienen las notebook. No hay vínculo físico entre esa plataforma y el mate mismo, porque la calefacción es mediante inducción (a través de un campo magnético). La versión económica es con un adaptador-transformador para conectar a las líneas domiciliarias de 220 voltios. Con esto, garantizan, no hay peligro de electrocución entre cebada y cebada si el pulso no es bueno.

El producto fue diseñado por Pablo Damián Gallego. Se presentó por primera vez en la última edición de la feria Innovar, organizada por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. Ahora llegó la etapa de comercialización, a través de una página web que ofrece varias formas de financiación y envíos para estos mates tecnológicos.

El inventor dice que el mate, si media un tiempo prolongado entre cebada y cebada, como sucede cuando la infusión acompaña en el trabajo, la yerba baja de temperatura hasta los 35 grados, aproximadamente. Y que esa es la razón de un temprano lavado de la yerba por el estrés del choque térmico con el agua caliente.

El mate eléctrico no es una pava eléctrica: no calienta el agua. Se debe cebar con agua caliente como de costumbre. Se apoya sobre la base luego de haber tomado, sin agua cebada, y así se mantiene en temperatura. Juran que, aunque medie media hora entre una cebada y otra, no se lava.

Una solución tecnológica que atenta contra las técnicas de los cebadores para retrasar el lavado de la yerba, como el inicio con agua tibia, las posiciones de la bombilla y la inclinación de la yerba para utilizarla de a poco.

Deja un comentario