Pan de yogur y queso: es fácil, rico y combina perfecto con el mate

El pan de yogur y queso es una receta muy rica para incluir en los desayunos y meriendas. Es fácil de hacer y muy original.

#QueLaBombillaSeaIrupé

Pan de yogur y queso: es fácil, rico y combina perfecto con el mate

Si algo aprendió la mayoría en pleno aislamiento por la pandemia de coronavirus es que hay muchas recetas para ir variando al menú. En ese sentido hubo muchas personas que al principio de la cuarentena se dedicaron a hacer cosas caseras. Aunque ahora las cosas cambiaron, nunca está de más innovar en la cocina. El pan de yogur y queso es una excelente opción.

Lo mejor de todo, es que aunque tiene varios pasos a seguir, es una receta muy simple de hacer.

Ingredientes para elaborar el pan de yogur y queso


– Yogur natural: 1 unidad

– Yogur de harina: 3 medidas

– Azúcar: 1 cucharadita

– Sal: 1 cucharadita

– Levadura: 20 g

– Agua: cantidad necesaria

– Queso mozzarela: cantidad necesario

– Manteca o margarina: cantidad necesaria

El paso a paso para la preparación


Primero hay que mezclar en un bowl la harina, la sal, el azúcar y el yogur. A continuación hay que disolver la levadura en 200 ml de agua templada. El sigiente paso es añadir el agua a la harina. Cuando todo esté en el recipiente hay que mezclar hasta obtener una masa que no se pegue demasiado a las manos. La idea es que se pueda manejar bien. En caso que sea necesario hay que agregar un poco más de harina. Después hay que amasar durante 10 minutos.

En cuanto a la masa hay que darle forma redonda, luego taparla con un trapo limpio y dejar que fermente por al menos una hora.

Cuando el tiempo haya transcurrido la masa habrá aumentado su tamaño casi al doble. Ahí será momento de amasar un poco y hacer pequeñas bolas, más pequeñas.

Luego hay que dejar reposar cada una de las bolitas de masa durante 15 minutos más. Mientras tanto hay que rallar el queso que se utilizará en unos cuantos pasos más.

Hay que precalentar el horno a 200°C y con un rodillo aplaastar las bolas y formar discos de un grosos de pocos milímetros. Luego poner un poco de los quesos en el medio del disco.

El penúltimo paso consiste en cerrar el disco como un sobre. Debe quedar de forma redondeada y luego hay que aplastar un poco.

Finalmente hay que hornear a 190°C por 15 o 20 minutos y cuando se doren estaran listos para disfrutar.