Los “KainGang”, los primeros consumidores de yerba mate

“Todo hace suponer que los guaraníes aprendieron de los Kaingang el conocimiento de la planta”

Cronología de los hitos más importantes de la historia de la yerba mate: “Kaingang, los primeros consumidores”. Pau Navajas (*) remonta el descubrimiento de la yerba mate cerca del año 3.000 AC.

Los guaraníes llegaron a la Cuenca del Plata en América del Sur unos 500 años antes de la Conquista; lo hicieron bajando desde el Amazonas. Esta etnia conoció la yerba recién en ese momento, porque en su hábitat originario no había.

En las regiones selváticas, el guaraní se encontró con ocupantes que habían llegado a la región miles de años antes: un grupo de los montaraces, los Kaingang. Por las crónicas se sabe que los guaraníes consumían hojas frescas de una planta de yerba, porque vivían en la zona de la dispersión de la provincia botánica de esta especie.

Los Kaingang son una etnia distinta, perteneciente al grupo lingüístico paleolítico, cazadores-recolectores, no agricultores como los guaraníes. Se sabe, explica Navajas, que las enhebraban en un hilo, y se la ataban a la cintura, y entonces a lo largo de la jornada iban comiendo las hojas. Todo hace suponer que los guaraníes aprendieron de los Kaingang el descubrimiento de la planta. El proceso de elaboración y la forma de consumo son guaraníes casi sin ninguna duda, porque los Kaingang no procesaban las hojas, sino que las consumían frescas.

(*) Pau Navajas es autor de “Caá Porã. El Espíritu de la yerba mate” (Corrientes: Establecimiento Las Marías, 2013)