Tomaba mate y lo sorprendió un Yaguareté

Iguazú: el sorprendente momento en el que un empleado se encontró cara a cara con un yaguareté.

#QueLaBombillaSeaIrupé

Un investigador del parque estaba tomando mate cuando el animal apareció muy cerca.

Gabriel Moresco es observador de aves, fotógrafo naturalista y colabora en el Centro de Investigaciones Ecológicas Subtropicales de la Administración de Parques Nacionales en Iguazú . Oriundo de Troncos del Talar, en el partido bonaerense de Tigre, en las últimas semanas protagonizó un suceso que difícilmente olvidará. Mientras hacía un break en el trabajo un yaguareté se le acercó a pocos metros.

“Pocas veces se puede utilizar en una misma frase ‘No llegué a sacarle la foto’ y ‘lo importante es el registro’, pero acá va: 12 años y pico, fotos de otros gatos [felinos], huellas, olor, filmaciones de cámara trampa, pajaritos y cinco avistamientos de lejos o súper veloces del depredador tope del Parque Nacional Iguazú. El pasado 22 de Junio, sin embargo, mate mediante lo pude disfrutar cincuenta y pico de segundos. Indescriptible sensación”, escribió el naturalista en su cuenta de Instagram .

En diálogo con LA NACION, el protagonista explicó cómo fue la secuencia del encuentro cercano con el felino. “Me quedé quieto porque pensé que podía tratarse de una persona. Solo vi la sombra porque eran las 18:37 y ya estaba bastante oscuro”, relató. En cuanto avanzó a paso firme hacia donde se encontraba, Moresco pudo distinguir que se trataba de un yaguareté .

Si bien el Parque Nacional Iguazú es el hábitat de este felino autóctono, Moresco recalcó que no es frecuente que el yaguareté se acerque tanto a las personas. Como puede apreciarse en el video de las cámara de seguridad de la empresa Iguazú Jungle , que reproduce el sitio Misiones Online , el empleado encendió su linterna para ahuyentarlo.

“El animal se acercó por mera curiosidad, no tenía intensiones de atacar. No se trata de un animal que revista peligro. Pero sí, lógicamente, se deben seguir los protocolos de seguridad como el hecho de espantarlo para evitar inconvenientes o incluso acostumbramiento”, precisó Moresco.

Si bien desde el inicio de la cuarentena por coronavirus el Parque Nacional Iguazú permanece cerrado, el empleado recalcó la importancia de respetar los limites de velocidad, que en la zona están estipulados entre los 40 y 60 kilómetros por hora. Dichos límites buscan evitar que los conductores embistan a la fauna autóctona, como es el caso del yaguareté.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *