Quién fue Adolfo Argentino Golz, el poeta del mate

#QueLaBombillaSeaIrupé

Adolfo Argentino Golz fue un escritor entrerriano que por su obra literaria y su actividad cultural, ha trascendido el lar provinciano para insertarse fuera de las de las fronteras de la provincia. Nació en Nogoyá y su infancia transcurrió en Viena (Austria). De regreso al país, completó los estudios primarios y secundarios en Paraná para luego estudiar Literatura y Ciencias de la Educación especializándose en ciencias de la comunicación.

En forma paralela a su labor profesional, Golz ha ido construyendo una muy especial y buena colección de cuentos que han sido publicados en varios volúmenes y ha realizado una selección de los mismos en “Cuentos desde Entre Ríos” (2001) con prólogo de la recordada amiga María Esther de Miguel. Dije que la labor de Golz se extiende a la cultura, toda vez que ha sido cofundador de la seccional Entre Ríos de la Sociedad Argentina de Escritores y primer Secretario de la misma que presidió la también recordada Beatriz Bosc. Tuvo activa participación en la realización del V Congreso de la SADE, realizado en Paraná en 1964 y al que tuvo la deferencia de invitarme y al que asistí.

Fue Vicepresidente del Consejo Federal de la misma institución y ha trabajado (y lo sigue haciendo) en la parte cultural de diversas entidades como OSDE, Clínica Modelo. Ha sido declarado Ciudadano Destacado por las Municipalidades de Nogoyá y Paraná. Recibió la Faja de Honor de la SADE y el Premio Santa Clara de Asís, entre otras muchas distinciones.

Su labor periodística se ha prodigado en diversas publicaciones de Paraná y del país. Sus cuentos han servido para ser leídos en las escuelas. Tal el caso de “El legado de Pietro Rigolucci”, “El miedo sin rostro” y otros que en mis tiempos de docente leía y comentábamos con mis alumnos del Instituto “John F. Kennedy” en Victoria.

En 2013 publicó una obra con cuentos recogidos de la tradición popular, muchos oídos en charlas de café o en algún boliche de campaña. Se trata de “Cuentos con mates” (Editorial Fundación La Hendija”, prólogo de Roberto Romani, contratapa de Carlos Marín, diseño de tapa de Ma. Verónica Villarraza, dibujos de Melquíades Marizza “Chericó”, Luis C.Bourband y Carlos Casablanca, Paraná, junio de 2013, 194 p.). La línea unitiva de todos los relatos que en el libro reúne Golz, es el mate. Sí, el adminísculo que nos proporciona deleite con la infusión de la yerba y es motivo de unión en las reuniones familiares, sociales, deportivas. Por supuesto que muchos (quizá la mayoría, si no todos) de estos cuentos ha sido publicados por el autor en periódicos (en especial en LAR). Y el estilo de los cuentos escapa al que ha caracterizado en sus anteriores narraciones Golz. Estas últimas han sido estrictamente literarias en su lenguaje y estructura. En su último libro, en cambio, ha utilizado el lenguaje oral, al estilo de los cuentos que se transmiten de boca en boca.  

Dice Marín en la contratapa: “En una perspectiva que reconoce antecedentes de renombre en el país como Luis Landriscina, Golz rescata acontecimientos, hechos, costumbres, paisajes y personajes que han cincelado su rica historia personal y profesional”. Debemos tener en cuenta que al recoger esas historias, el autor las ha transportado al libro con todo el gracejo, la picardía y el humor que tienen. Es como estar sentados en torno a un fogón y escuchar los relatos de algún “cuentero” (que nunca falta) que nos hace pasar un momento alegre aunque a veces las historias que cuenta, no lo sean tanto, pero sí con esa pizca de humor y picardía que demanda un relato como los que presenta Adolfo Argentino Golz en “Cuentos con mates”.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el autor fue un coleccionista de mates y, a la vez, un verdadero recolector de historias sobre el mismo, cabe consignar también que publicó “El mate en aire de coplas” (poesía). Sus indagaciones las ha recopilado en diversos lugares, en forma especial en ciudades, pueblos y villas entrerrianos, y con ese andamiaje, ha logrado estructurar este libro que al leerlo nos hace pasar momentos gratos y a la vez, conocer historias del mate con anécdotas jugosas. Un aporte bien salpimentado, a través de las historias que recrea Adolfo Argentino Golz.

A la edad de 90 años falleció este jueves 9 en Paraná, ciudad en la que vivió y trabajó gran parte de su vida, don Adolfo Argentino Golz, periodista, escritor, amigo de tantos periodistas, escritores e intelectuales con quienes participó en innumerables tertulias. Con algunos de ellos, que lo precedieron en su viaje a las alturas, fundó en los años 70 la Asociación de Escritores Entrerrianos, también secretario fundador de la filial Entre Ríos de SADE (Sociedad Argentina de Escritores)

Adolfo había nacido el 8 de febrero de 1930 en la ciudad de Nogoyá y al poco tiempo de nacer sus padres se mudaron a Viena (Austria) donde transcurrió casi toda su infancia y cursó casi todos sus estudios primarios, los que completó en Manuel Belgrano, de Paraná, al igual que sus estudios secundarios.

A los 14 años ya estaba dentro de una redacción en el diario El Noticioso, de Paraná, haciendo crónicas de fútbol y desde entonces jamás dejó de ejercer el periodismo. Aunque él tomaba como ‘fecha de parto’ de esta vocación su época de estudiante, cuando en la primaria editaban un diario escolar. A partir de aquella experiencia laboral trabajó en importantes medios y cursó sus estudios universitarios en la carrera de Literatura y Ciencias de la Educación, especializándose en comunicación social. En la Facultad, fue director de una publicación universitaria.

Escribió cuentos costumbristas, que eran su especialidad, como Cuentos con mates; El mate en aires de coplas; Cuentos desde Entre Ríos. En total publicó 11 obras de su autoría y 5 compartidas con otros paranaenses notables, en sus décadas de vida solitaria tras la pérdida de su esposa, el gran amor de su vida.

Colaboró ad honorem durante años con el periódico LAR, de La Agrícola Regional Coop. Ltda., con una interminable saga de ‘Cuentos con mate’, donde la clásica infusión entrerriana fue central en cada una de esas entregas. Su larga trayectoria le mereció innumerables premios y reconocimientos, el último de ellos fue el ‘Sarmiento’, otorgado por el Senado de la Nación en 2017. Se mantuvo activo hasta hace pocas semanas, cuando un accidente doméstico se complicó y terminó marcando el final de una trayectoria rica en letras y amigos.

Fuente: Carlos Sforza (Habla El Conde)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *